contratos contrato informático informáticos contratación

 


ASPECTOS JURÍDICOS DE LA CONTRATACIÓN

El desarrollo de las nuevas tecnologías ha propiciado el nacimiento de una nueva forma de contratación y de nuevas modalidades contractuales.

Entre las primeras podemos hacer referencia a lo que se ha denominado business to business (B2B) o contratación entre empresas, al B2C o contratación entre empresas y consumidores y al C2C, contratación entre consumidores entre otras muchas formas de contratar en el comercio electrónico.

En cada uno de estos campos de contratación, han nacido a su vez muchas modalidades de contratos, necesarios todos ellos para llevar a cabo el negocio jurídico deseado. Son contratos específicos y hasta hace relativamente poco tiempo desconocidos, y cuyos extremos legales han sido perfilados jurídicamente a lo largo de estos últimos años.

Cuando una empresa comienza a prestar sus servicios a través de Internet ha de formalizar una serie de contratos, denominados contratos informáticos. Entre los cuales podemos señalar los siguientes:

  • Contrato de creación de página web
  • Contrato de acceso a Internet
  • Contrato de dominio
  • Contrato de housing
  • Contrato de housting
  • Contrato de licencia de uso
  • Contrato de desarrollo a medida
  • Contrato escrow o depósito de fuentes
  • Contrato de mantenimiento
  • Contrato de outsourcing
  • Contrato de creativo
  • Contrato de prestación de servicios
  • Contrato de cesión de datos
  • Otros

En cada uno de ellos existe una serie de cláusulas específicas, cuya formulación es imprescindible para que el contrato surta los efectos deseados, ya que una mala redacción de las mismas puede dar lugar a resultados y consecuencias jurídicas no deseadas. Se hace necesario conocer y respetar la legislación contractual a la hora de redactarlos, por ello las empresas y los consumidores en general han de poner en manos de abogados y profesionales del dereho la redacción de sus contratos, dada la complejidad de la materia y del lenguaje jurídico y técnico empleado en su redacción.

Si bien es cierto que cada vez es mayor el número de personas que se suben al tren de las nuevas tecnologías y se familiarizan con su terminología, existe un gran número de usuarios que no están familiarizados con ella, por ello es necesario incluir en los contratos cláusulas con definiciones de todos los términos de manera que el consumidor entienda el objeto del contrato y conozca sus derechos y obligaciones.

A esto se refiere la Ley 26/1984 General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios en su artículo 10.1.a) que establece la obligación de concreción, claridad y sencillez en la redacción de los contratos, con posibilidad de comprensión directa sin reenvío a textos para conocer su significado. Así mismo la Constitución Española recoge esta protección en su artículo 51.1 y 2.

En www.portaley.com, la plataforma de servicios creada por www.delitosinformaticos.com, usted, empresario o consumidor puede encontrar los modelos de contratos que necesite, pudiendo solicitar también la elaboración a medida del contrato que usted desee.





CONTRATAR SERVICIO

Aspectos jurídicos de la contratación